¿Llevas tanto tiempo con tu pareja que sientes que se ha perdido el feeling entre vosotros?, ¿ya no sientes esa ilusión que tenías al llegar a casa y encontrarte con ella? Pues bien, antes de que cunda el pánico debes saber que por esta situación han pasado todas o al menos casi todas las parejas en algún momento a lo largo de su relación, y sí, ¡tiene solución!

Es normal que tras tantos años juntos el uno con el otro, inconscientemente se haya perdido esa pasión y ese feeling que os unía y que tanto os caracterizaba, pero debes saber que se puede recuperar siempre que estés dispuesto a ello y que te sientas con ganas de esforzarte.

Porque no hay duda de que la vida en pareja puede ser simplemente maravillosa, el problema está en la rutina del día a día, que acaba por cansar a cualquier si no se toman las medidas necesarias para estar prevenido. Y es que, ¿qué puedes hacer cuando pasas todo el día junto a tu pareja pero no encuentras ningún momento para intimar con ella?

La llama de la pasión hay que ir avivándola poco a poco para que consiga brillar como lo hacía al principio y no termine por apagarse, el problema es que hay veces en las que esto es más complicado de lo que parece, tanto, que mucha gente termina por tirar la toalla. ¡Este no va a ser tu caso!

Debes tratar de sacar tiempo de donde sea para conseguir disfrutar de tu pareja como lo hacías antes, dedicarle unas miradas, salir a cenar, ver una película en el cine, disfrutar de un viaje juntos, etc. No tengas duda de que en el momento en el que lo consigas, el feeling irá volviendo y poco a poco volverás a sacar tu lado más sensual, provocativo y enternecedor que casi pensabas que había desaparecido.

Una caricia a tiempo, una sonrisa, una cogida de mano o un beso pueden ser pequeños detalles que consigan marcar la diferencia. ¿Tan complicado es? Como sabemos que para mucha gente sí que lo es, en este post vamos a tratar de darte los 3 mejores consejos que te ayudarán a recuperar ese feeling y esa pasión que te permitirán disfrutar de vuestro amor y de vuestra sensualidad como el primer día. ¿Te gusta la idea? Pues presta atención y continúa leyendo, esto te interesa.

Prepara el camino

El sexo representa un papel mucho más importante de lo que parece en una relación, por lo que debe estar presente para que todo fluya. Sabemos que disfrutarlo cada vez es más complicado, por ello te vamos a dar las claves para conseguirlo.

Y es que en un momento en el que la relación está algo fría y no pasa precisamente por su mejor camino, quizás allá que currárselo un poco y conseguir ir un paso más allá. Así que no vayas a lo fácil y prepara una noche algo más especial de lo habitual.

Comienza con una cena romántica en algún restaurante de la ciudad. El simple hecho de romper con la rutina y de cenar los dos solos en un restaurante romántico no tengas ninguna duda de que ya te será de gran ayuda.

Aprovecha para charlar, para recuperar todo el tiempo que no podéis disfrutar durante vuestro día a día y para decirle lo que sientes por ella. Aquí el vino puede ser un gran aliado para ayudar a que todo salga a pedir de boca.

Pasa la noche en un hotel

Tras la cena podéis ir a tomar unas copas o a bailar un rato a algún sitio de moda, pero una vez hayáis terminado, no cometas el error de volver a casa. La noche está saliendo genial, así que debes terminar con el toque final.

¿Se te pasa algo por la cabeza? ¡Exacto! Pasar una noche en un hotel siempre aporta un morbo especial. El pensar que estás fuera de casa en un escenario totalmente desconocido ayudará a olvidaros de la rutina del día a día y a provocar esa llamada que hará que tengáis ganas de comeros el uno al otro.

Pero y si quieres apostar por lo seguro y asegurarte de que la noche va a salir como es debido, asegúrate de que en la habitación os esté esperando algún detalle emotivo y romántico, como una botella de champagne, una caja de bombones, fresas con nata, etc. Esto servirá para sacar tu lado más detallista y para dejarle claro que no la has llevado al hotel con la idea de dormir precisamente. 

Cada detalle cuenta, así que trata de esforzarte al máximo para conquistarla. Puedes preparar una lista de música con canciones románticas y que tengan un significado especial para vosotros. No dudes que le encantará.

Que entre en juego la improvisación

Esta noche es la noche en la que volverás a recuperar la pasión con tu pareja, por ello hay que arriesgarse y dar protagonismo a la improvisación. ¿Qué te parece probar con un juguete erótico? Si nunca los habéis probado, es posible que te surjan dudas, pero desde aquí te aseguramos que el resultado va a ser más que satisfactorio, tanto para ti como para tu pareja. Es la mejor forma de conseguir romper con la rutina.

En la sexualidad hay que olvidarse de los convencionalismos. Hay que improvisar, sorprender y probar cosas nuevas, y no tengas ninguna duda de que con los juguetes eróticos lo conseguirás. Deja la vergüenza a un lado y prepárate para disfrutar.

Es una manera de jugar, de descubrir nuevas sensaciones y de llegar a un nuevo mundo que tiene mucho que ofreceros. Además, la variedad entre la que elegir es tan grande que no tengas ninguna duda de que encontrarás el juguete sexual adecuado para la ocasión.

Puedes comenzar con un juguete sencillo que aporte algo de picante, y si el resultado es satisfactorio, que estamos convencidos de que así será, ir avanzando un poco más con juguetes algo más atrevidos más adelante.

Posiblemente antes de que os deis cuenta haya aparecido el sol por la ventana, lo que será una muy buena señal que significará que la noche ha salido como esperabas y que ese feeling y esa pasión han vuelto por la puerta grande.

De modo que si sientes que tu pareja ya no te mira como antes, que se ha perdido la pasión y que el feeling ya no está por ningún lado, no dudes en seguir los tres consejos que te acabamos de dar. Tirar la toalla es lo último que se te debe pasar por la cabeza, al menos antes de intentar ponerle solución. ¿Qué opinas?